Se ha producido un error en este gadget.

AMISTAD, ¿ERES TU?



Sola,
rodeada de gente,
pero sola.
Aparentando ser la pared en que me apoyo,
intentando normalizar lo que ya no existe.
Inmersa en el mundo irreal,
donde sin querer,
encuentro la nada acompañando mis pensamientos.
Sumergida,
despierta en un sueño
mientras el mundo
sigue dormido.
Sola.
Intento adivinar el por qué de la situación
pero no llego a nada;
yo no he hecho nada.
¿Y por qué estoy aquí?
afilando mi ser,
encerrada en un lugar del cual
no se salir,
añorando el que perdí,
pero
¿por qué?
No quiero crecer,
no quiero darme cuenta,
lo se,
no es mi momento,
lo dudo.
Pero busco en mi interior,
analizo la situación,
pretendo evadir la realidad
pero no se va.
Vuelvo a mirar a mi gente,
están,
yo soy la pared en que se apoyan

NO VEO NADA



No veo,
no,
el torso aquel que anhelaba
No veo,
no,
el rostro aquel que adoraba.
No te veo,
no,
no lo hago.
Sonrisa infinita
que iluminaba la habitación.
Mirada hechicera
que conjuró mi imaginación
Aliento profundo,
deseo embriagador.
Tu silueta aun dibuja
el cuerpo del deseo
Tu recuerdo aun ocupa
el llanto en mi razón
Tu luz,
¿Esa luz!
aun habita en mi interior
Destellos incesantes que abarcan
cada esquina,
cada rincón,
brotan por doquier
cual rayo de sol
en un precioso amanecer.
No te veo,
no,
no lo hago.
Pero aun respiro tu aroma
ansío tus manos,
alimento tu sed,
acaricio tu espalda,
desnudo tu piel.
Me pierdo entre momentos
de pasión incontrolada
y tormentas de placer.
Ternura desbordada
en cada poro de éste ser.
No te veo,
no,
no lo hago.
Pero sabes que al desnudo
vuelve un loco enamorado
que recuerdo que a mi lado
susurraba entre sollozos …
Sí, aun te amo.

ERA DEL DESARROLLO



En aquella época en la que el honor y la deshonra eran hechos ligados en un plazo máximo de dos horas al día en hombres y mujeres, en la cual, aun sin haber nacido siquiera aquel revolucionario del cual todos hemos oído hablar por su predilección por la “postura de su muerte”, su célebre frase reinaba en todos y cada uno de los habitantes, incluso de los pueblos mas remotos.
Esa mentalidad de luchar por lo suyo, de defender a cualquier precio lo que tanto costó encontrar, esa lucha. ese tesón, queda nublado con el paso de los años dando lugar a la hipocresía por seguir poseyendo aquello que nos satisfaga por vagancia, por ser el mejor al menor precio, pisando al que, por circunstancias de la vida, puedan cruzarse y arrebatarnos los que tanto, creemos, nos ha costado conseguir.
¿Quién nos ha dado el poder de adjudicarnos un regalo encontrado?
Sin mirar la dirección, la tarjeta, el remitente, nos lo encontramos y ya es nuestro.
Utilizando nuestras armas mas poderosas tales como la envidia, la bajeza, la mentira somos capaces de hacerlo nuestro, evitando que el verdadero destinatario pueda siquiera saber cuál es.
Pues bien, en aquella época en la que el honor y la deshonra eran hechos ligados en un plazo máximo de dos horas al día, aquellos hombres y mujeres sabían perfectamente poseer aquello que era suyo, sí, suyo, defendiéndolo siempre, hasta el fin.

TURISMO CON DOBLE CARA



Existe un lugar donde resulta imposible enmarcar eternamente la sonrisa de un niño.
Donde los sentimientos, aunque diversos, llegan a unirse en uno, tan solo uno.
Cerrar los ojos y asentir con miedo,
preparando un espléndido aprecio,
rebajando el honor.
Danza, canta, asiente, como una vulgar prostituta de clase oriental,
llegar lejos.
Sin volver la vista atrás por miedo a que, al girar de nuevo, no vuelvas a ver,
caigas.
Amor propio violado, borrado, pintado encima de lienzos de soledad,
cuadros de tristeza.
Tríptico ahora sí, enmarcado separando el presente, el pasado y, finalmente,
el futuro.
Vidas rotas marcadas al desear una burda leyenda atrayente sin contar la moraleja.
Se me parte el alma cuando observo sus rostros rotos, sus facciones traspuestas,
sus ojos, vacíos de lágrimas, de sentimiento alentador.
Llorando niebla que expulsa la ceguera.
No es necesario viajar muy lejos.
Estés donde estés.
Mira a tu alrededor.
Ese lugar existe.
Le llaman pobreza.

CARTA A AMOR



HOLA
Antetodo saludarnos, que la educación siempre esté presente, pero con un “hola” es suficiente, pues sumarle el resto no alcanza mi mente.
Permitirás que te tutee como siempre hice y hago, aunque creo que es absurdo éste esfuerzo que hago por ti.
Yo te escucho, te ansío cada mañana y te odio cada noche. Y tu, tu sólo te ries y disfrutas viendome así. ¿En que momento empezó el juego? Me pillaste en baja forma porque de haberlo sabido, ahi te quedas majo, tu y tus poemas, tus inexplicables sensaciones y tus cuentos de princesas.
¿Sábes amor? Tu no eres real. Sólo eres un cuento, una absurda leyenda, una esperanza generalizada, pero tu, tu no eres nada. Te escondes entre las sombras del dolor y la tristeza, en oficiados escritores y películas taquilleras y ¿sábes por qué amor? Porque no eres real.
Cuando lloro desholada, cuando grito de tristeza, cuando gimo por piedad, te llamo a ti, Amor, y tu nunca estas. Amor, bonito nombre, ¿quien fue el autor, tu padre? Tu padre se llamaba Feliciano, verdad? fíjate que me acuerdo de él cuando me rio, cuando disfruto con algo que altera mi desdicha, bueno, la que me cedes generosamente ¡Qué grande eres Amor!
Bonito nombre, ¿acaso fue tu madre? Tu madre es Anguistias verdad? Sí, lo se porque me acuerdo de ella cada vez que apareces, si, me acuerdo mucho de tu madre. Y de ti, lo sabes, pero no rias tan pronto pues has perdido ésta batalla, tu presencia ya no me disgusta, y tus regalos se los doy al viento.
Quedate los amaneceres, los abriles y todas las estaciones. No malgastes las estrellas que cualquier día se van a enfadar. No tafiques con mis sueños, no malgastes sensaciones pues ambos sabemos que son limitadas y las tuyas han llegado a su fin.
¿Donde esta ese romance eterno? Cariño, comprensión, dulcura, sinceridad, pasión, complicidad, incondicionalidad. Todo eso es muy bonito, pero olvidaste un pequeño detalle: ahi no termina el juego.
Ya no quiero flores bonitas,ni perritos, ni canciones. Todo eso te lo llevas. Guardalo con mis ilusiones, con todos aquellos momentos inolvidables,con todos mis recuerdos, TUS recuerdos. Pues ya no hay mente que Amor añore, hoy, Amor, hoy te olvido