Se ha producido un error en este gadget.

Los consejos no solicitados que a veces recibimos




Los consejos no solicitados que a veces recibimos



6a00d8341c64b653ef012876207b00970c-320wi
Quienes tenemos fibromialgia, síndrome de fatiga crónica y otras condiciones de dolor crónico, incluyendo artropatías, muchas veces hemos recibido consejos sobre nuestra enfermedad de personas que usualmente tienen buenas intenciones pero que no tienen ni idea de lo qué están hablando.

La Fibromialgia no es el final de la Vida: La serotonina y su posible relación con la Fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica

FM no es solo dolor, SFC no es solo cansancio...: Relación entre hiperlaxitud y ansiedad


http://chary54.blogspot.com

Relación entre hiperlaxitud y ansiedad


Tener un aumento exagerado de la movilidad de las articulaciones se asocia a un mayor riesgo de sufrir 
ansiedad, así como cefaleas, problemas de tiroides y colon irritable

Una de cada cuatro personas padecerá un trastorno de ansiedad a lo largo de su vida. Es un problema frecuente
 en el que se confunden síntomas de la esfera psíquica, como el nerviosismo, con otros físicos, como las 
palpitaciones. 
Esta imbricación entre el cuerpo y la mente parece que tiene lugar en ambas direcciones. Así lo demuestra un
 estudio que pone de manifiesto la asociación entre hiperlaxitud articular y trastorno de ansiedad.
Por TERESA ROMANILLOS

La hiperlaxitud articular (HLA) está asociada de manera muy estrecha con el riesgo de sufrir un
trastorno de ansiedad o un ataque de pánico: los afectados tienen 23 veces más posibilidades de sufrirlos 
que la población libre de este desorden. Así concluye un estudio llevado a cabo por especialistas del Hospital 
del Mar, de Barcelona. La hiperlaxitud articular es un desorden no patológico que afecta al aparato locomotor
 (huesos, ligamentos, músculos y articulaciones) y que provoca un aumento de la flexibilidad del tejido
 conectivo corporal, motivado por una alteración en las fibras de colágeno. Es un problema común que afecta
 a cerca del 12% de la población, sobre todo mujeres, y que tiene un fuerte carácter hereditario.

 La hiperlaxitud y la ansiedad están relacionadas 
 porque tienen en común trastornos en el sistema nervioso autónomo


El estudio quería buscar alguna relación entre las dos variables (hiperlaxitud y ansiedad) y se realizó con 
158 personas, elegidas al azar, entre 16 y 20 años. Se excluyó del estudio a quienes se había diagnosticado algún
 desorden psicológico. Después se evaluó la presencia de HLA mediante los criterios de Beighton, que consisten
 en una serie de ítems para determinar el grado de movilidad articular (como ser capaz de tocar el suelo con
 la palma de las manos al agacharse sin doblar las rodillas, entre otros).
Por último, se efectuó un seguimiento de 15 años para determinar el desarrollo de ansiedad y ataques de pánico,
 tanto en el grupo con articulaciones hiperlaxas como en el grupo control. SegúnAntoni Bulbena, uno de los autores
 del estudio y director del Instituto de Neuropsiquiatría y Adicciones (INAD) del Hospital del Mar y catedrático de
 la Universitat Autònoma de Barcelona(UAB), la HLA y la ansiedad están relacionadas porque tienen en común 
trastornos en el sistema nervioso autónomo o vegetativo, conocidos como disautonomía.
El sistema nervioso vegetativo es el responsable de regular muchas de las funciones autónomas del cuerpo, como la 
respiración, la temperatura, la presión arterial y el pulso. Síntomasrelacionados con un estado de angustia, como 
palpitaciones, náuseas, respiración entrecortada, hiperventilación, temblores o molestias en el pecho son más 
frecuentes en afectados de hiperlaxitud. En la misma línea de investigación, se analizan otras asociaciones, ya que 
además de la predisposición a este estado de inquietud, también se registran más cefaleas, problemas de tiroides 
y colon irritable

ANSIEDAD Y PÁNICO

El trastorno de ansiedad generalizada es un patrón común caracterizado por una preocupación y
tensión constantes, a menudo sin un motivo claro. Puede sentirse en cualquier edad y sexo, aunque 
tiende a ser más frecuente en mujeres. Las causas no están bien determinadas, pero se sabe que los 
genes pueden influir y que el estrés es un factor que predispone. Las personas afectadas están 
sometidas a un estado de constante preocupación, con independencia de cuál sea la causa.
A menudo, el origen primero de intranquilidad se transforma con el tiempo y pasa, entre otros, de 
un problema familiar a otro laboral o de salud. La persona se siente ansiosa y en tensión constante, 
aunque los problemas se resuelvan y sea consciente de que no hay motivo alguno de desasosiego
Además es habitual que se acompañe de fatiga e irritabilidad, así como de problemas de 
concentración 
y dificultad para conciliar el sueño. Las molestias físicas, como cefaleas, náuseas, palpitaciones y 
temblores, pueden formar parte del cortejo sintomático.
Los ataques de pánico son otra de las formas en que puede manifestarse un trastorno de ansiedad. 
Durante la crisis se origina una sensación repentina de terror sin un motivo aparente, acompañado 
de mareos, dificultad al respirar, dolor en el pecho y taquicardia. Estos ataques, que pueden darse 
en cualquier momento y situación, provocan a menudo un temor que empeora la situación y que 
condiciona la vida diaria. El abordaje terapéutico de estas dolencias pasa por los fármacos 
(ansiolíticos y antidepresivos) y por terapias psicológicas, como las técnicas de relajación y la
s terapias cognitivas.

- Imagen: voxtheory -

FM no es solo dolor, SFC no es solo cansancio...: El Mobbing posible factor desencadenante de la fib...


http://chary54.blogspot.com/



El Mobbing posible factor desencadenante de la fibromialgia

Por Marina Parés *
El Servicio de Información sobre Mobbing tiene como objetivo principal la difusión del fenómeno de acoso moral en el trabajo desde todas las disciplinas del saber humano. La práctica diaria nos ha permitido constatar que bastantes afectados por mobbing (especialmente mujeres) acaban sufriendo también fibromialgia, este factor nos ha hecho pensar que los dos procesos puedan tener un nexo causal.


Hemos de recordar que ya hace tiempo un grupo de científicos comprobó que la mayoría de
los pacientes de fibromialgia eran personas con una particular historia: casos de vida laboral muy
intensa, historiales de estrés, personas que, de una forma u otra, habían sometido su cuerpo a fuertes desgastes.

Parecería como si "su cuerpo les pasara factura", y relacionado con ello, no podemos
olvidar que los factores sociales y emocionales tienen una "importancia capital" en la percepción del dolor. Por tanto no es de estrañar que el trauma psíquico del mobbing pueda ser un factor
desencadenante de la fibromialgia, por su claro papel de estresor.

Este artículo tiene el propósito de explicar el mecanismo desencadenante de la fibromialgia a partir de factores estresores, entre los que cabe destacar el mobbing o acoso moral en el lugar de trabajo.

Pretendemos desarrollar una hipótesis como constructo teórico-explicativo de los mecanismos perpetuadores de la fibromialgia o sea de aquellos que expican su cronicidad; y para ello nos hemos basado en el trabajo de investigación del profesor Dr Manuel Martínez-Levin de Mexico, una parte del cual fue expuesto en la 8ª Conferencia de Fibromialgia organizada por la Asociación de Fibromialgia de Madrid en Junio del 2003.

La Fibromialgia, llamada también a veces fibrositis, es un padecimiento sumamente frecuente que se caracteriza por dolor generalizado, rigidez y fatiga y se origina en los músculos y otros tejidos blandos

En los pacientes con fibromialgia se encuentran múltiples puntos sensibles a la presión en zonas
musculares específicas. La mayoría de los pacientes se quejan de dolor y rigidez en el cuello,
hombros, espalda, zona lumbar y caderas. En muchos de ellos, la fibromialgia es el único
padecimiento, pero en otros se asocia a enfermedades como la Artritis Reumatoide o Enfermedades Reumáticas de la columna. Si bien es cierto que la causa de la Fibromialgia se desconoce, los investigadores especulan que hay muchos factores diversos que, por sí solos o en combinación con otros, pueden causar fibromialgia; por ejemplo, factores tales como una enfermedad infecciosa, trauma físico o emocional, o cambios hormonales, pueden contribuir a la fibromialgia.

Esta enfermedad cursa con dolor generalizado, fatiga y trastornos del sueño que caracterizan a esta dolencia.

Los estudios sugieren que algunas personas con fibromialgia presentan niveles anómalos de varias de las sustancias químicas involucradas en la transmisión y amplificación de la sensación de dolor, tanto hacia el cerebro como desde éste; de tal manera que se estimulan los receptores del dolor, quedando activados crónicamente y, posteriormente, desarrollando la fibromialgia

Por su parte la hipótesis de las causas que originan la fibromialgia según el Dr Manuel Martínez-Levín de Mexico apunta a la suma de una predisposición junto a la actuación de un desencadenante.

Su propuesta es “que existe un terreno fértil y como consecuencia de la acción de un agente disparador, los receptores del dolor se sensibilizan y dan dolor e hipersensibilidad“. Entonces, lo que define el padecimiento es, tanto un dolor constante generalizado como una sensibilidad exagerada a la palpación. El Dr Martínez-Levin afirma que “la persona lo que puede heredar es cierta predisposición a sufrir fibromialgia y es sobre ese terreno fértil que viene a actuar un agente disparador”.

Concluye, por tanto, en que existe cierta predisposición y es sobre esto que actúa un agente disparador. Algunos autores valoran como agente disparador la existencia en los antecedentes del paciente de un traumatismo físico (sobretodo a nivel del cuello), muy a menudo como consecuencia de un accidente automovilístico, y también diversos tipos de infecciones podrían actuar como disparadores.

Nosotros proponemos la posibilidad que actúen como agente disparador algunos tipos de traumatismos emocionales (como el mobbing).

Definimos el mobbing como el hostigamiento de un grupo contra una persona, cuyo trato vejatorio y ultrajante sobre la víctima tiene por objeto acabar con el equilibrio y la resistencia psicológica de ésta, minándola y desgastándola emocional y físicamente.

Otro rasgo inconfundible del acoso es el escalamiento creciente de los ataques, hasta llegar a extremos imposibles de soportar para el acosado. A nivel psicológico el daño de la víctima suele ser enorme. La víctima de acoso o mobbing va perdiendo gradualmente la fe y la confianza en sí misma a resultas de lo cual diferentes aspectos de su vida se verán afectados. Entra en una espiral de estrés creciente que va minándola y que termina haciéndose crónico e inespecífico dando lugar a multitud de afecciones o enfermedades somáticas crónicas que pueden conducirle a bajas laborales.

También se suelen producir alteraciones emocionales y de la personalidad que afectan a su esfera de relaciones sociales y familiares, generando problemas de relación de pareja principalmente.

En conclusión hay que señalar que este artículo apunta a la posible relación entre el fenómeno
emergente del acoso moral en el trabajo o mobbing y una enfermedad, también, emergente y bastante desconocida, la fibromialgia. Actualmente ya nadie discute que las graves consecuencias del acoso moral en la salud de la víctima es un tema intrínseco de salud laboral.

Creemos que la fibromialgia también ha de ser contemplada desde esta óptica.

Este artículo tiene el propósito de generar hipótesis nuevas que puedan explicar el mecanismo desencadenante de la fibromialgia a partir de factores estresores, entre los que cabe destacar el mobbing o acoso moral en el lugar de trabajo.

Ya hemos comentado que la práctica diaria nos ha permitido constatar que bastantes afectados por mobbing de larga duración (especialmente mujeres) acaban sufriendo también fibromialgia, este factor nos ha hecho pensar que los dos procesos puedan tener un nexo de conexión. En múltiples ocasiones la persona enferma de fibromialgia relata antecedentes de estrés en situaciones prolongadas en el tiempo en las que sufrió una gran presión. Los casos más graves de afectación a la salud por acoso moral son aquéllos casos denominados “mobbing de larga duración” en los que confluye una verdadera patología de estrés postraumático.

Hoy en dia la causa de la fibromialgia se desconoce, tal y como ha ocurrido a lo largo de la historia con gran cantidad de enfermedades. En la actualidad existen serias discusiones científicas entre los defensores del componente neuronal de la fibromialgia y de los que postulan un componente reumatológico, y las últimas investigaciones apuntan a la suma de una predisposición del paciente junto a la actuación de un desencadenante para explicar la emergencia del episodio de la fibromialgia.

Sabemos que las consecuencias sobre la salud del trabajador del acoso moral prolongado toma dos formas de cronificación, por un lado el estrés postraumático y por otro la depresión mayor.

Así, señalamos que el estrés post-traumático es una de las secuelas en muchas víctimas de acoso moral en el trabajo, y concluímos, por tanto, que no es de estrañar que el trauma psíquico del mobbing pueda ser un factor desencadenante de la fibromialgia. Aportamos el sustrato teórico a modo de hipótesis a discutir, con la esperanza que esta discusión teórica aporte claridad conceptual.
* Marina Parés Soliva
Trabajadora social. Perito social jurídico.

Presidenta del Servicio Europeo de Información sobre el Mobbing (SEDISEM)

http://www.fibroamigosunidos.com/t87-el-mobbing-posible-factor-desencadenante-de-la-fibromialgia#240154