Se ha producido un error en este gadget.

La Fibro y Yo

Os voy a contar una historia en primera persona, evidentemente, la mía.

Quiero avisar que a lo mejor el mensaje se os hace largo y pesado de leer, pero me doy por satisfecha si consigo enviarlo sin ninguna INSEGURIDAD. (Estos paréntesis son parte de mi aprendizaje, avisaran y m avisaran de los momentos en los que soy consciente de ella)

Me llamo Amaís, soy una joven de 24 añitos, vivo en Vitoria y siempre he tenido, como por desgracia muchas chicas actualmente, un gran problema de autoestima. A menudo me encuentro con el () dolor de no quererme, de no valorarme, de no apoyar mis propias ideas, auto lastimarme por no ser la que “tengo que ser” y ahora, siendo consciente de ello y responsabilizándome () no puedo evitar hacerla parte de mi. Soy totalmente consciente del apego que siento por ella (la inseguridad en mi misma, la negación de la evidencia por miedo… a TODO) sin embargo, no consigo que se vaya. ¿Dependo de esa inseguridad?

Dedico mucho tiempo a meditar sobre los aspectos emocionales y mas los espirituales que vivo dia a dia, procuro analizarme psico-racionalmente y con mucha mano dura cada situación que me acontece y después de tanta ciencia, tanta religión cobarde, tanta injusticia evolutiva, no dejo de pensar que, a lo mejor, en mi contrato, cuando decidí adentrarme en ésta vida y evolucionar, firme mantener el sufrimiento en cada rincón de mi ser, como fruto de algun tipo de deuda o castigo por algún acto merecedor, al fin y al cabo, me aporta un resquicio de esperanza en las personas, pues sino no comprendo por qué, cómo he llegado a ésta situación, a este momento de una serie de circunstancias q no paran, que no dan tregua, que no logro relacionar, que no soporta ni lo mas frio y visceral que posee el hombre, ni mi cuerpo soporta estar a mi lado, pero el pensar en ello me hace daño, y mucho.

Desde que tengo "uso de razón"() he DECIDIDO hacerme cargo de la responsabilidad de satisfacer a todo el que pedía mi ayuda, a todo el que me la exigía, () y con un valor marcado... ES LO QUE DEBO HACER. Entiendo que firme mi contrato, que DECIDI vivir una serie de experiencias infantiles que condicionaran a partir de estas para darme cuenta mas tarde, lo se, pero llegado el momento, no soy capaz de enfrentarme. No soy capaz de retomar mis estudios habiéndolos dejado con buena nota porque "ya no es mi momento" por que "no soy capaz". Y sin embargo sigo desenfocando mis energías a paliar los "dolores" del resto. "Tu eres fuerte" "Esto no te afecta" "Eres joven, eres guapa y tienes un trabajo, que mas quieres" No pueden imaginar la presión tan fuerte en la boca d mi estomago, casi puedo ver como salen las llamas. Gracias a Dios, puedo decir que, ahora mismo, me siento liberada, mis dedos escriben prácticamente todo lo que mi cabeza siente, no tengo por que engañar a nadie ahora porque hay algo, un mini destello que dentro d mi empieza a aparecer, pequeño, pero esta, y m esta diciendo que nadie m va a juzgar, que nadie me humillara con comparaciones ni falsas adulaciones, (se que no tengo por qué hacerlo pero. GRACIAS, por seguir leyendo).

Hubo un tiempo en que decidí canalizar estos sentimientos () que empezaban a desbordarme, que me estaban dañando, DECIDI darme la oportunidad de eliminar todos los problemas ajenos que había hecho míos, en los que me había implicado y por tanto me estaban empezando a dañar mi propio cuerpo físico. Me di cuenta que poseía una empatía que no todos tienen la oportunidad de vivir e intente hacer que por lo menos, sirviera a todos aquellos que () la necesitaban. Poco a poco me note mas cansada, pero creía que tenia que esforzarme, que el SUFRIMIENTO, valdría la pena, “¡Es por los demás! ¿Con que derecho me encuentro cansada? ES MI OBLIGACION...” me lo repetía tantas veces que por supuesto, es lo que creí, y dudo si todavía no lo sigo creyendo. Tengo en mi poder unos poemas preciosos sobre experiencias que no he vivido directamente. He llorado de emoción con grades amigos por conseguir plasmar en un papel todos los miedos que ellos no podían expresar. Y sin embargo todos los días tenia un increíble dolor de cabeza, noche tras noche veía parase los minutos sin que pudiera conciliar el sueño, pero mi cuerpo se quería hundir en el colchón. Todo esto lo veo desde la distancia del tiempo, han pasado, cuanto, 1 año? Lucho contra mi infancia para olvidar y me comparo conmigo misma aun infante y no me reconozco, a dia de hoy sería incapaz de solventar con tanta energía y coraje, con esa valentía innata hechos que ojala pudiera borrar. Sin embargo, durante casi toda mi vida he creído tener la responsabilidad de.., la obligación de,...

Me inquietaba conocer verdades, afrontar retos, encaminar mi vida, comunicar, pero bajé la guardia, cuando quedarme mas tiempo en la cama pasó a ser una necesidad que no comprendía empezaron los reproches. Al parecer, estuve viviendo una realidad hasta entonces que no debia de ser igual que la del el resto de mi entorno. Cuando intentaba justificar mi mal estar físico, cuando me caia redonda en mitad de la calle, cuando dejé de sonreir para intentar que mi cuerpo dejara esta batalla interna.() Ya no encontraba fuerzas para meterme en la barra a trabajar, que no podía hablar, jugar con mi hermanito años MI GRAN ANGEL.

Evidentemente, hace dos años, en cuanto empecé a marearme, a tener dolores de cabeza intensos incluso a desmayarme acudí al medico y con una sonrisa en la boca me dijo, "ES normal, son los nervios. Tomate estas pastillas y estarás mas relajada" Desde el ahora me doy cuenta de que debo tener una lección bien aprendida con respecto a los medicamentos y por suerte decidí no tomarme los ansiolíticos y antidepresivos con 22 años. Después de pasar por 7 especialistas distintos y muchas noches creyéndome, incluso, farsante con respecto a mi salud, encontré un reportaje sobre una "nueva enfermedad" Fibromialgia. No me resigné, por muchas similitudes que hubiese a estar enferma, ¿Cómo voy a ponerme enferma? Esta enfermedad es rara aunque lo padezcan taaantas personas (… ironico,verdad? … ), antiguamente se le conocía como la enfermedad de los vagos. No me voy a justificar, solo digo que saquéis conclusiones. Trabajaba unas 46 horas a la semana en 3 bares distintos y como promotora en la calle. NO SOY VAGA!!! (al final me justifiqué...)

Mi medico de cabecera de entrada me negó que fuera una enfermedad pero ante la insistencia de mi madre que jamás dejara de luchar por mi aunque no vivamos juntas me dio cita para el 8º especialista, el cual confirmó el mensaje que encontré en ese periódico



"SEÑORITA, PADECE FIBROMIALGIA" No hay un origen definido, no hay cura, no vas a morir por ello, pero te limitará”



No os imagináis cuantas manos oprimieron a la vez mi estomago y mi corazón. Limitarme yo? ni yo ni nadie merece eso, no he venido para algo así, no he pasado por ataques de ansiedad para terminar en un diagnostico que no se fundamenta.

A partir de ese dia empecé a reconocer la gran virtud de saber con quien puedo contar, quien me ama y a quien le doy lástima. No se si prefiero que me consideren vaga o necesitada de atención a que me vean como una pobre infeliz apestada. No comenté mi diagnóstico mas que a quien consideraba puediera realmente importarle. El trago amargo llega al darte cuanta de que aun habiendo reducido mi esperanza moral a una cuarta parte, quien en realidad supo estar en su lugar, sin contar a mi madre, por supuesto, fue mi pareja en aquel momento, quien en alguna ocasión ha tenido que quitarme la ropa para acostarme impotente al nopoder eliminar mi dolor pero sereno, constante y mas que dispuesto a seguir haciendo lo que fuera por evitar en la medida de lo posible, “lo que la medicina es incapaz de solventar” como bien decia, dolor injustamente impuesto.

He señalado mi gran impedimento, he hablado con mi inseguridad, ella me quiere, pero yo no puedo estar con ella, la he conocido y no es para mí. Merezco evolucionar, merezco ser feliz, merezco adquirir conocimientos y experiencias gratificantes sin necesidad de sufrir, es una opción, pero no es la que merezco, conozco a sufrimiento y el me conoce a mi, me quiere pero yo a el no.



MIL GRACIAS POR LLEGAR HASTA ESTAS LINEAS, se que hablo de vidas dispares que se han sentido identificadas. Tanta casualidad debería ser solucionada.

¿Cuanto cuesta un blister de fuerza para levantarme mañana?

¿Qué compañía comercializa mi calidad de vida?



ANIMO A TOD@S, LA INCERTIDUMBRE ES UN ALICIENTE Y NO UNA PIEDRA EN EL CAMINO