Se ha producido un error en este gadget.

HIERBAS MEDICINALES

Herboristería: Breve Historia
El uso de la Fitoterapia data de muy antiguo. Hoy en día se han venido investigando mucho más exhaustivamente y muchas se usan como base de miles de remedios alopáticos. Pero, por la vuelta a la curación natural y por la vida que contiene la planta, siempre será mejor el uso de las mismas por medios que no sean extracciones químicas, usando así, las técnicas milenarias de preparación.
Todo esto se usa en las medicinas tradicionales de los diferentes países y culturas. Hay datos y cientos de recetas en papiros egipcios que se remontan a 3000 años AC y en las tablillas babilónicas. El libro más antiguo conocido hoy en día es el tratado de Medicina China en el cual se dice que los pacientes le pagaban al médico mientras estuvieran sanos, pero cuando se enfermaban era el médico quien debía pagarles!!!
En el Rigveda (antiguo texto de la India que data aproximadamente de unos 2000 años AC), hay gran cantidad de información y fórmulas medicinales. En una parte, dicho texto dice:
"Plantas medicinales, nacidas hace largo tiempo, tres edades antes de los Dioses,¡quiero conocer vuestros ciento ocho principios activos!
tales son las madres, vuestros principios, de millares de ramas,
¡vamos ya, sabios, curadme a este paciente!"
Así vemos componentes mágicos relacionados con la Medicina Herbolaria que se encuentran en absolutamente todas las culturas. Las plantas no sólo integran fórmulas "magistrales" sino que son recolectadas y formuladas bajo ciertas horas que son regidas por los planetas y cuando accionan determinados signos astrológicos, también se exigen algunas condiciones en el elaborador, la realización de ungüentos, etc. Pero no olvidemos que la transmutación de ayer es la técnica de hoy y la ciencia de mañana!!!
* Hipócrates (460-377 AC), nacido en la isla de Cos en el mar Egeo, es considerado hoy en día como el Padre de la Medicina. Los principios medicinales, morales y éticos enunciados por él, se refieren a tratamientos naturales basados en la observación directa de la naturaleza y los seres humanos y sus leyes de vida, a no agregar más sufrimiento al enfermo y que tu alimento sea tu medicina. Para él, la medicina era más un arte que una ciencia y fundamentalmente buscaba eliminar las causas de la enfermedad y no sólo sanar los síntomas.
* Claudio Galeno (201-130 AC), el famoso médico de Marco Aurelio, se inspiró en la obra hipocrática. La medicina de hoy usa su nombre para la rama que se dedica a la ciencia de las materias médicas y los preparados: la Galénica.
* Avicena (930-1037 DC) fue un gran erudito en varias ciencias y escribió el Canon de la Medicina, basado en fórmulas herbarias.
En la Alta Edad Media tenemos la medicina monástica (s. IX), en la cual los monjes se ocupaban de la misma. Dio un impulso a la herboristería y a la compilación y clasificación de las plantas medicinales y fórmulas.
* Alberto Magno o Alberto el Grande (1193-1280 DC) fue un célebre médico y alquimista, quien escribió seis libros de medicina utilizando las plantas.
* Paracelso (1493-1541 DC) médico y alquimista, también usó en su terapéutica algunos minerales y los efectos curativos del agua, dando suma importancia al uso de la flora autóctona.
* Samuel Hahnemann (1755-1843), se basó en Hipócrates y Paracelso, desarrollando la Homeopatía: "lo similar cura lo similar" (simila similibus curantur), o sea que, a ciertas dosis, una sustancia produce determinados síntomas patológicos en un organismo sano y la misma sustancia, en otras dosis, cura patologías similares en un individuo.
LA FITOTERAPIA ES EL TRATAMIENTO DE LAS ENFERMEDADES:
Las plantas tienen valor terapéutico debido a sus principios activos contenidos en las mismas. Éstos pueden ser extraídos de las plantas por: infusión, cocimiento, maceración, etc. Son extractos líquidos y sólidos, obtenidos mediante técnicas específicas.
Así se facilita la administración y el aprovechamiento del principio curativo y hace más cómodo el traslado de la hierba. También permite conservar el producto por más tiempo y tener una exacta dosificación.

Enfermedades y Hierbas
· ABSCESOS: berenjena, cebolla.
· ABORTO: artemisa.
· ACIDEZ: llantén, congorosa, yerba carnicera.
· ÁCIDO ÚRICO: yerba carnicera, ortiga, alcachofa, cebolla, cola de caballo.
· ADELGAZAR: galio, manzanas, fucus.
· ALCOHOLISMO: sombra de toro.
· ALOPECÍA: bardana, cebolla, fumaria (caída y caspa), ortiga (caída), sauce llorón (caída y caspa), romero.
· AMENORREA: aloe, artemisa (regula), bolsa de pastor, melisa, mazanilla.
· ANEMIA: alcachofa, berro, caléndula, manzanas, maní crudo, pasas de uva negra, avena, lechuga, ortiga, diente de león, zanahoria, zapallo.
· ANGINA: bolsa de pastor (inflamación), eucalipto, limón, llantén (ganglios), malva, yerba de la piedra (gárgaras).
· ANTIESPASMÓDICO: manzanilla, melisa.
· ANTIINFLAMATORIOS: alcachofa, bolsa de pastor, manzanas, malva, enebro, yerba carnicera, sauce blanco, zarzaparrilla.
· ARENILLA: alcachofa, berro, aloe, bardana, diente de león, carqueja, retama, riñones: retama, quiebrapiedra.
· ARTERIOESCLEROSIS: muérdago.
· ARTRITIS: ajo, alcachofa, árnica, bardana, cebolla, jengibre, ortiga, palo azul, pita, romero, sarandí blanco, verónica, yerba carnicera, zarzaparrilla.
· ASMA: achicoria, ambay, cebolla, marcela, orégano, zanahoria, tomillo, aloe, líquen.
· BAZO: ajenjo, marrubio. Perejil, uvas (frescas o pasas).
· BILIS: ajenjo, alcachofa, limón, genciana.
· BRONQUITIS: salvia, ambay, líquen.
· CÁLCULOS: BILIARES: alcachofa, berro, boldo, aloe, diente de león y su raíz, cardo santo, carqueja, retama, aceite de oliva. RENALES: retama, verónica, quiebrapiedra, cola de caballo, cardo santo, comer zanahoria.

· CALMANTES: melisa, mburucuyá, lavanda, manzanilla, valeriana.
· CALVICIE: bardana, cebolla, romero, ortiga.
· CALLOS: ajo (frotar), caléndula.
· CÁNCER: caléndula, galio, epilobio (próstata), lapacho rosado, muérdago.
· CASPA: fumaria, sauce llorón.
· CATARRO: ambay, bardana, eucalipto, orégano, pino, salvia, tomillo.
· CIÁTICA: jengibre, arcilla.
· CIRCULACIÓN SANGUÍNEA: gingko biloba (vasodilatador cerebral y várices), hamamelis (várices), centella (celulitis, várices), muérdago (hipertensión).
· CISTITIS: borraja, diente de león, comer tomate y remolacha (con hoja).
· COLESTEROL ALTO: alcachofa, manzana con cáscara, hibisco.
· CONJUNTIVITIS: manzanilla, malva, té, yerba carnicera, tomillo.
· CONSTIPACIÓN: cáscara sagrada, semillas de lino, aloe, hojas de sen.
· CONTUSIONES: árnica, taco de reina.
· CORAZÓN: borraja (tonifica), cedrón, manzanas, muérdago (tónifica e hiértensión), romero.
· DEBILIDAD: achicoria, borraja, canela, cardo santo, manzanas, ruibarbo, uña de gato peruana.
· DENTÍFRICO: clavo, salvia.
· DEPRESIÓN: hiperico, lavanda, melisa, mburucuyá, valeriana.
· DEPURATIVO: bardana, diente de león, ortiga, zarzaparrilla, aloe.
· DESINFECTANTE: enebro, ajo, cebolla, uva.
· DIABETES: sarandí blanco, pezuña de vaca, culé, diente de león, bardana.
· DIARREA: agua de arroz blanco, granado, semillas de lino, lengua de buey, llantén, malva, manzana verde sin cáscara y rayada, pita, sauce.
· DIENTES: salvia (blanquear), clavo (anestesia).
· DIGESTIÓN: cedrón, genciana, limón, manzanilla, menta, marcela, salvia, aloe, taco de reina.
· DIURÉTICO: cola de caballo, barba de choclo, ortiga, diente de león, palo azul, zarzaparrilla,bardana, galio, yerba carnicera.
· ENCÍAS: galio, manzanas, salvia.
· ESTAFILOCOCOS: semillas de taco de reina.
· ESTÓMAGO: aloe, diente de elón, congorosa (úlceras), manzanas, marcela, manzanilla, orégano, menta.
· FIBROMAS: bolsa de pastor.
· FIEBRE: borraja, macachín, manzanas, manzanilla, marrubio, menta.
· GASES: orégano, albahaca.
· GRIPE: ambay, ajo, cebolla, borraja, manzanilla, romero, salvia.
· HEMORROIDES: acelga, achicoria, aloe, diente de león, cáscara sagrada (si hay constipación), hamamelis, bardana, malva, remolacha.
· HERIDAS: aloe pintado, repollo crudo, galio (retiene sangre), yerba carnicera (fresca es cicatrizante), llantén (fresco).
· HÍGADO: alcachofa, ajenjo, ajo, alcachofa, aloe, deinte de león (hepatitis: raíz), boldo, cardo santo, carqueja, limón, marrubio, genciana.
· HIPERTENSIÓN: muérdago, ajo, lechuga, limón, manzanilla, ortiga.
· IMPOTENCIA: carqueja, congorosa, maní, ajo, cebolla, menta, ortiga, salvia.
· INDIGESTIÓN: marcela.
· INMUNOESTIMULANTES: uña de gato peruana, echinácea, rosa mosqueta.
· INTESTINOS: semillas de lino para flora recuperar intestinal.
· LAXANTES: cáscara sagrada, aloe, hojas de sen, semillas de lino.
· LLAGAS: aloe, caléndula, fumaria, manzanilla, salvia.
· MATRIZ: bolsa de pastor (fortifica).
· MEMORIA: ya agotamiento intelectual: gingko biloba, manzanas, romero, jengibre, tomillo.
· MENSTRUACIÓN: aloe, artemisa, bolsa de pastor, retama, ruda (cuidado), melisa, lechuga (dolores).
· OBESIDAD: clavo, fucus, manzanas, marrubio, té, uvas.
· OJOS: inflamación: papa cruda, bolsitas de té húmedas, malva.
· ORZUELO: malva, muérdago (resolutivo).
· PIORREA: galio, enjuagues con nogal, sauco y menta.
· PSORIASIS: fumaria.
· PULMONES: ambay, borraja, líquen.
· QUEMADURAS: aloe, llantén, caléndula.
· RESFRÍO: albahaca, ambay, borraja, romero, salvia, cebolla.
· REUMA (Y ARTRITIS Y ARTROSIS): ajo, alcachofa, árnica, bardana, cebolla, enebro, sauce blanco, jengibre, ortiga, pita, romero, sarandí blanco, verónica, yerba carnicera, zarzaparrilla.
· RIÑONES: jengibre (tonifica), hojas de zanahoria.
· SABAÑONES: ajo (frotar), cebolla (frotar).
· SANGRE: depurativos:achicoria, diente de león, berro, fumaria, ortiga, pita, zarzaparrilla; aumenta glóbulos rojos: maní crudo y pasas de uva negra.
· SEDANTES: mburucuyá, valeriana, lavanda, melisa, hiérico, verónica, manzanilla (nervios de estómago).
· SIDA: uña de gato peruana, echinácea, jengibre, cardo santo, carqueja.
· SUDORÍFICOS: bardana, borraja, retama, tilo.
· TIÑA: tabaco (uso externo).
· TOS: ambay, anacahuita, guaco, líquen, salvia, bardana, borraja, ajo, romero, jarabe de cebolla, lechuga, zanahoria.
· ÚLCERAS: aloe, congorosa, llantén, bardana, manzanas, caléndula, papa cruda, yerba carnicera, zanahoria.
· UREMIA: alcachofa, cebolla, yerba carnicera, ortiga.
· VARÍCES: llantén, hamamelis, diente de león, naranja, zanahoria, melisa.
· VERMES INTESTINALES: ajenjo, cebolla, ajo, ruda (con cuidado).
· VERRUGAS: caléndula.
· VÓMITOS: artemisa, menta, romero.
· ZUMBIDO OÍDOS: cebolla

Pequeño Léxico Botánico
BAYA: Pequeño fruto carnoso con pepitas.
BROTE: es la yema, en su interior se hallan los embriones de las hojas y de los tallos.
BULBO: Se le llama más comúnmente la «cebolla» y, de hecho, la propia cebolla es un bulbo. No hay que confundirlo con el rizoma ni con las raíces que brotan del bulbo para hundirse en la tierra.
CABEZUELA: El Larousse en dos volúmenes la define como un «tipo de inflorescencia de varias flores sin pedúnculo e insertadas las unas al lado de las otras sobre el receptáculo».
CORTEZA: Es la piel, la envoltura de los árboles y de algunos
frutos.
FOLÍCULO: Fruto seco en forma de saquito que se abre en su madurez por una hendidura única que pasa exactamente entre las dos hileras de semillas que contiene.
PÉTALOS: Laminillas blancas o coloreadas que forman la
corola de las flores. Remate: Parte de una planta, que comprende lo alto del
tallo y la flor. Rizoma: Es un tallo subterráneo de donde parten las raíces que
se hunden en el suelo y el tallo que asciende hacia la luz. Semilla: Es ella la
que asegura la reproducción de la especie. Es pues, la parte activa del fruto,
granos, pepitas o núcleo, mientras que la pulpa no es más que la parte
inerte, destinada ya sea a proteger, ya sea a alimentar la semilla.
TALLO: Corresponde al tronco de los árboles. Tubérculo: No hay que confundirlo ni con el bulbo ni con el rizoma. El tubérculo no desprende raíces, sino que se forma sobre las raíces o las partes aéreas de la planta. De hecho, contiene las reservas nutritivas de esta planta. Umbela: «Tipo de inflorescencia», para tomar las palabras del Larousse, en la cual los pedúnculos de cada flor se hallan insertados en un mismo punto. Vaina: Fruto seco como el folículo, pero que se abre por dos hendiduras opuestas.
LÉXICO FITOTERAPÉUTICO
ABORTIVO: provoca el aborto.
AFRODISÍACO: favorece la actividad sexual.
ANALGÉSICO: atenúa el dolor.
ANTIBIÓTICO: que combate la infección.
ANTIDIARREICO: elimina la diarrea.
ANTÍDOTO: combate los efectos del veneno.
ANTIESCORBÚTICO: contiene vitamina C, impide o cura el escorbuto.
ANTIESPASMÓDICO: calma espasmos y calambres.
ANTIPIRÉTICO: elimina la fiebre.
ANTISÉPTICO: destruye microbios o impide su desarrollo.
ANTITÉRMICO: baja la temperatura.
ANTITÚSICO: calma la tos.
APERITIVO: abre el apetito.
ASTRINGENTE: afirma tejidos, ayuda a las heridas a cerrarse y detiene las hemorragias.
BACTERICIDA: mata las bacterias.
BACTERIOSTÁTICO: detiene la multiplicación de las bacterias.
CARDIOTÓNICO: tonifica el corazón.
CARMINATIVO: reabsorbe o facilita la expulsión de gases.
CÁUSTICO: quema la piel.
COLAGOGO: aumenta secreciones biliares.
DEPURATIVO: purifica la sangre.
DIAFORÉTICO: hace transpirar.
DIGESTIVO: facilita la digestión.
DIURÉTICO: estimula la producción de orina.
EMENAGOGO: provoca y regulariza las menstruaciones.
EMOLIENTE: disminuye las inflamaciones.
ESTOMACAL: estimula el estómago y facilita la digestión.
ESTUPEFACIENTE: Que adormece los centros nerviosos.
EXPECTORANTE: ayuda a eliminar las mucosidades de los bronquios.
FEBRÍFUGO: hace bajar la fiebre.
GALACTÓGENO: incrementa las secreciones lácteas.
HEMOSTÁTICO: detiene hemorragias.
HEPÁTICO: cura el hígado.
HIPERTENSOR: aumenta la presión arterial.
HIPNÓTICO: produce el sueño.
HIPOGLICÉMICO: hace bajar el azúcar en la sangre.
HIPOTENSOR: disminuye la presión arterial.
LAXANTE: activa la evacuación intestinal.
NARCÓTICO: provoca el sueño.
PECTORAL: actúa sobre la función respiratoria.
PERISTÁLTICO: favorece las contracciones del intestino.
PURGANTE: libera el intestino.
RESOLUTIVO: disipa las inflamaciones y hace desaparecer las obstrucciones.
RUBEFACIENTE: hace enrojecer la piel activando la circulación.
SEDATIVO: calma.
SINÉRGICO: asocia la acción de dos o más plantas aumentando su potencia.
SOPORÍFICO: hacer dormir.
SUDORÍFICO: hace transpirar.
TENÍFUGO: expulsa la tenia.
TÓNICO: hace desaparecer la fatiga, reconstituye las fuerzas.
VASOCONSTRICTOR: constriñe los vasos sanguíneos.
VASODILATADOR: dilata los vasos sanguíneos.
VERMÍFUGO: expulsa las lombrices.
VULNERARIO: para cicatrización de heridas.




Sacado de www.haciaeldespertar.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario